Saqueban cuentas corrientes

Dos hombres de nacionalidad paquistaní falsificaban documentos de identidad de personas paquistaníes e hindúes y retiraban dinero de sus cuentas en diferentes sucursales bancarias. En un intervalo de tres meses los presuntos estafadores se apropiaron de 7.500 euros, según informaron fuentes de la Policía de la Generalitat.

La investigación se inició al recibir una denuncia de un ciudadano según la cual alguien había sacado dinero de su cuenta bancaria haciéndose pasar por él. Los agentes descubrieron que dos hombres, de entre 36 y 50 años, conseguían los datos personales y bancarios de sus víctimas, siempre de nacionalidad paquistaní o hindú, para falsificar sus documentos de identidad colocándoles fotografías de ellos mismos aprovechando que tenían un parecido muy importante con los titulares los documentos. Posteriormente, utilizaban los documentos falsificados para hacer reintegros en las entidades bancarias.

Los agentes se pusieron en contacto con los responsables de la entidad bancaria y tras hacer un repaso de las imágenes registradas por las cámaras de seguridad, descubrieron como uno de los hombres posteriormente detenido,  accedía a la entidad, mostraba un documento y hacía un reintegro.

Para identificar a los autores de los hechos, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia en torno a varias entidades bancarias de las zonas afectadas. Así descubrieron a un hombre que entraba y salía de varias entidades en poco intervalo de tiempo, reuniéndose en cada ocasión con otro hombre que siempre la esperaba en el exterior. Los Mossos, al ver que los dos hombres mantenían un actitud sospechosa, decidieron identificarlos. En el registro uno de los hombres llevaba en el bolsillo del pantalón cuatro documentos de identidad, todos con la fotografía de uno de los hombres pero con datos diferentes. Asimismo, los agentes pudieron constatar que uno de ellos estaba siendo investigado por unas posibles estafas continuadas realizadas en los últimos meses en diferentes poblaciones de la región.

Los dos hombres fueron detenidos y pasaron a disposición judicial. El juez decretó prisión para uno de ellos y libertad con cargos para el otro. Se da la circunstancia de que ambos acumulaban más de cinco antecedentes por hechos similares.